No quiero…

Eres muestra de un camino parejo, desigual en los bordes que
se cosen a base de esfuerzos… Pasos que siempre necesitan correr, antes de poner
un fin a los días que te preceden, a las horas que están por venir… Alas rotas
que con el tiempo han de hacer sufrir, cosiéndose en horas de igualdades, solo
las verdades que estoy dispuesta a consentir… Las mentiras banales quedan
guardadas en los jirones de una experiencia que exigida… da una vida que ya no
quiero sufrir… 
noviembre 16, 2012

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *