Ahora…

Ahora que cada vez esta mas cerca el suelo,
que tus piernas doloridas por la frialdad y la dureza
de una vida que te ha inclinado de rodillas….
Ahora que la mirada está vacía,
de todo aquello que antes contenías….
Sólo miras unas manos extendidas,
que te recuerdan la amargura, la penuria…
Tus ropas antes lucientes,
ahora desprenden el hedor de la calle,
de la basura que tira el pudiente…
Frunces la frente,
cuando te ves inclinado pidiendo,
lo que tu antes nunca hubieras dado
y ves que tus manos se mantienen vacías….
Algunas pocas monedas,
te permitirán algo de comida, pero…
¿donde está la compañía?
El abrazo de respeto, de cariño,
el roce que antes te contenía como a un niño…
Ahora con la mirada perdida,
te das cuenta de lo que realmente tenías…
No el dinero, ni los trajes….
Si no las personas que llenaban tu vida…
Ahora lo que necesitas es la simpleza de una compañía,
sentirte aceptado,
saber que sigues en una sociedad que ahora te olvida…
Se te deja apartado en cualquier esquina,
como el que rehuye de una presencia maligna.
¿Que piden tus manos ahora vacías?
Yo te ofrezco las mías,
para llenar ese espacio que otros ahora han dejado.
Levanta la mirada del suelo,
aférrate fuerte a mis brazos hasta llegar a darme un abrazo..
Ahora seguiré a tu lado.
Ahora recibirás todo lo que antes tu has dado.
febrero 5, 2010

  • Gracias porque con tu POESÍA,has conseguido llenar el espacio vacío,
    que todavia habia en mi CORAZÓN.
    Me has recordado que tengo que mirar mas al CIELO,y que mientras haya personas como tú,siempre me sentiré comprendido,querido y nunca me sentiré solo.
    Recibe todo mi AFECTO.

    Gumersindo

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *