Entre tu y yo……


Palabras como manos que acarician tu oído
o música sonando mientras tu cuerpo sueña…
Palabras como olas, que dibujan
su lenta huella sollozando en tu playa….
Palabras como largos dedos de hiedra
que descienden tenaces la pared de tu vientre
y te abrazan despacio en su noche callada….
Palabras como alas de palomas
que cada mañana, al despertarte,
en el rostro te dejan un risueño saludo….
Palabras, versos casi, que seducen,
que aman, que se mueren de pena
si les falta tu agua….
Agua que crece de tu pelo y que baña las entrañas,
rociando de gotas todos los, te quiero…
Agua clara que limpia las dudas mas oscuras
haciendo que el sol se filtre calentándome por dentro…
Agua que resbala surcando el camino,
hacia la palabra que pueda definir, lo que en verdad sentimos…
Fresca a la vez que salada,
haciendo que floten dos cuerpos, que naden las almas…
Buscando el nido de la paloma, buscando el comienzo de las ganas,
el inicio que hizo eternas nuestras palabras…
El inicio era un poeta que escribía,
en su viejo escritorio, a la luz del invierno,
anhelando conocerse, compartir sentimientos…
El inicio era una rosa que aguardaba
el rocío de un poema arraigado en su pecho…
Y ahora que, reencontrados,
se les ve caminar pese a los vientos,
todas las palabras de sus vidas,
y también todos los hechos,
parecen justificarse, comprenderse…
sin que se muestre hostil el alto cielo.
Y ahora…
Ahora podemos acariciar el firmamento
dejarnos llevar de la mano del viento…
Donde podamos soñar que el paraíso es eterno,
cultivando las palabras, como nuevos nacimientos…
Flores frescas que cada mañana,
enbellecen y nos engalanan….
Aromas nuevos que nos acompañan, en todos los momentos,
oliendo a jazmines, romero y crisantemos..
Ahora….seguiremos escribiendo..
marzo 11, 2010

  • María, desde las primeras analogías (tan bien logradas, por cierto), me atrapó Entre tú y yo.
    Creo que eres tan certera en este sentido, como clara en la conclusión del poema.
    Seguiré de cerca tu trabajo, que me dejó con ganas de regresar para disfrutarlo de nuevo.
    Felicidades.

  • Y no dejes de hacerlo, la frescura de tu versos nos ayudan a creer en el ser humano.
    Volvere a leerte, gracias por tus letras.
    Saludos desde el otro lado del planeta, nos vemos en el espacio

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *